Utilizamos cookies para mejorar la experiencia y comprender mejor la navegación por el sitio web.

Configurar cookies    ACEPTAR

El vending y la distribución automática se recuperan poco a poco

12/31/2020

A pocas horas de finalizar este más que complicado año llega el momento de hacer balance del ejercicio más difícil que ha tenido que afrontar el sector.

Parece imposible sacar alguna conclusión positiva de 2020, pues la falta de seguridad y la pérdida de confianza provocadas por la pandemia han pasado factura a prácticamente todos los campos de la actividad económica, incluyendo, por desgracia, al vending y la distribución automática.

Si atendemos a la evolución de la pandemia desde sus inicios, el pasado mes de marzo, el cierre de establecimientos y la disminución del consumo por parte de los usuarios debido al confinamiento inicial o a las posteriores restricciones, el parón en la producción, las dificultades en la distribución o los obstáculos que han tenido que afrontar los proveedores para hacer llegar los productos a su destino originaron en su momento un descenso superior al 50% en la facturación, dato avalado por diferentes estudios realizados en el sector.

Paulatina recuperación

No obstante, la industria del vending ha iniciado una lenta pero sostenida recuperación tras alcanzar a la finalización del verano una cierta estabilización, coincidiendo con la llegada de la “nueva normalidad”, hecho que confirma la amplia mayoría de grandes operadores.

Si bien las medidas de contención de la enfermedad se han suavizado un poco, en el último trimestre se ha vuelto a apreciar un nuevo frenazo, aunque menos pronunciado, en las ventas, posiblemente debido a diversas causas: la alternancia de clases presenciales y no presenciales en los centros educativos, la continuidad del teletrabajo en numerosas empresas, el cierre de diferentes tipos de local o las limitaciones horarias.

No obstante, la distribución automática ha hecho gala de una envidiable cintura para capear el temporal de la mejor forma posible y ha sabido adaptarse mucho mejor que otros sectores a los cambios que la sociedad se ha visto obligada a adoptar a un ritmo vertiginoso, sobre todo en lo referente a los hábitos de consumo, en los cuales la inmediatez, la seguridad, la confianza, la higiene y la automatización han adquirido una enorme importancia, así como desarrollar novedosos modelos de negocio que se irán perfeccionando para consolidarse a lo largo de 2021.

Otras noticias

Grandes compañías tecnológicas instalan máquinas expendedoras de periféricos en sus oficinas

El sector de vending muestra una vez más su facilidad para adaptarse a las nuevas necesidades laborales y sociales que van surgiendo.

El vending se va introduciendo en el mundo del motor

Aunque en Europa pueda parecer todavía ciencia-ficción, en China, Singapur o Estados Unidos las máquinas expendedoras de coches son ya una realidad.

El consumo de snacks aumenta de forma significativa durante la pandemia

Un informe revela que este tipo de productos ha ganado mucha cuota de mercado desde que apareció el COVID19, especialmente entre los jóvenes.